TESTIMONIO DE MARUJA

El pasado 24 de enero el Señor se llevó a nuestro querido Juan Pedro. Nos hemos quedado tristes pero en nosotros ha podido más el sentimiento de entrañable gratitud por lo que él ha representado en nuestras vidas junto con D. Félix García Matarranz.
Ejerció de administrador parroquial de Sta. Teresa y organizó el Grupo Diocesano de Justicia y Paz, al que nos incorporamos personas de esta parroquia. Posteriormente, al pertenecer a nuestra unidad pastoral, hemos disfrutado de su valía pastoral, ministerial y apostólica.
Durante los 23 años que vivió en Roma pudo conocer personalmente a tres papas: Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II, acompañando al padre Lombardi primero como persona de confianza y después como su sucesor en el Movimiento Por un Mundo Mejor. Este grupo trató de responder a la llamada a renovar la Iglesia que había hecho el Papa Pío XII en 1952 y que culminó con la celebración del Concilio Vaticano II.
Son muchos los amigos que tiene en todos los lugares pues ha recorrido el mundo impartiendo cursillos de formación a laicos, sacerdotes y religiosos.
Descansa en la paz del Señor de tus dolencias y afanes porque estoy segura de que no cesarás de interceder por tu anhelado Mundo Mejor. Gracias, Señor por la vida de Juan Pedro.

Maruja